CATALUÑA APRUEBA 7,5 MILLONES DE EUROS EN NUEVAS AYUDAS PARA MEJORAR LA GESTIÓN DE RESIDUOS

El Consejo de Dirección de la Agencia de Residuos de Cataluña (ARC) ha aprobado este miércoles destinar 7,5 millones de euros a varias convocatorias de ayudas económicas para fomentar mejoras en la gestión de los residuos. La totalidad de estos fondos proceden de los cánones de residuos.

Los cánones (de residuos municipales, industriales y de la construcción) son impuestos que incentivan un comportamiento más respetuoso con el medio ambiente e impulsa medidas de minimización y valorización material de los residuos. Graban opciones de gestión finalistas, poco sostenibles: el destino a depósito controlado, incineración y valorización energética. Por el contrario, incentivan la recogida selectiva y el reciclaje de los residuos.

El director del ARC, Isaac Peraire, ha afirmado que “Cataluña ha sido pionera en el cambio, al disminuir el uso de los sistemas finalistas, para abrir la circularidad en la recuperación de materiales, y esto gracias a los cánones que desde hace años se introdujeron en el modelo”.

Para el director de la agencia, “para Cataluña, sin lugar a dudas, la mejor herramienta para incrementar el reciclaje han sido los cánones sobre la disposición (depósito e incineración) de residuos”, y ha cuantificado esta mejora exponiendo que “en el ámbito municipal, en 2004 Cataluña llevaba a vertedero 3,2 millones de toneladas, en 2010, 2,3 millones de toneladas y en 2020, 1,3 millones de toneladas”.

El 100% de los fondos de los cánones recaudados se devuelven para financiar una gestión sostenible de los residuos. En el caso de los residuos municipales, este impuesto creado en 2004, pionero en España, ha permitido financiar el despliegue de la recogida selectiva de la fracción orgánica en Cataluña. Hoy en día prácticamente la totalidad de los municipios del territorio disponen de servicio de recogida selectiva de la orgánica. Estos fondos se destinan también a la creación y mejora de nuevas infraestructuras (plantas de tratamiento, puntos limpios) y permiten convocar anualmente baterías de ayudas destinadas a diversos públicos (entes locales, empresas, etc.) para mejorar la gestión de los residuos, con procesos avanzados para prevenir nuevos residuos y valorizar los generados.

Un impuesto finalista

Las dotaciones presupuestarias de las ayudas para la recuperación de suelos contaminados 2022, de la subvención para proyectos de prevención, preparación para la reutilización y reciclaje de residuos industriales 2022 y de la convocatoria “Núcleos de investigación” gestionada con ACCIÓ suman en total 3 millones de euros, procedentes del canon de residuos industriales.

La dotación económica de la convocatoria para la utilización de los áridos reciclados de los residuos de la construcción para 2022 y la ampliación de capital de la convocatoria de ayudas para la retirada en origen de materiales que contengan amianto, correspondiente al 2021, suman 3,3 millones de euros, que se financiarán en su totalidad con los fondos del canon de residuos de la construcción.

Por otra parte, la ARC ha aprobado también una dotación presupuestaria de 1,2 millones de euros para la convocatoria de ayudas para proyectos de prevención, preparación para la reutilización y reciclaje de residuos industriales 2022 con fondos procedentes de la Generalidad de Cataluña.

Ayudas para la retirada de amianto

En cuanto a las ayudas destinadas a la retirada de amianto, existe un compromiso de la Generalitat de Cataluña para erradicarlo. La Generalitat constituyó la Comisión Interdepartamental para la erradicación del amianto en Cataluña y estas ayudas van en la línea de las acciones que promueve la Comisión, según la normativa europea que persigue la eliminación segura del amianto.

Este producto está prohibido en Cataluña desde 2001, aunque se calcula que el amianto instalado todavía supone más de cuatro millones de toneladas de fibrocemento, gran parte del cual ha llegado o está llegando al final de su vida útil . La convocatoria de ayudas para la retirada de amianto tenía una dotación inicial de 2 millones de euros, que se ha ampliado con 1 millón de euros más, hasta ser 3 millones.

Fuente: RETEMA